Cómo se conserva la trufa

Conservazione del tartufo

Para apreciarse mejor el aroma, la trufa debería consumirse lo antes posible.

Existen, algunos consejos que permiten mantener el perfume y la consistencia durante algunos días:

Envolver cada trufa, sin quitarles la tierra, en paños de algodón o papel;

Sustituir las servilletas o paños cada día;

Conservarla en frigo permitiéndola “respirar”, pero es importante saber que su perfume, desprendido de forma natural en fase de madurez, será absorbido por los lácteos, huevos y carnes que se encuentren cerca. Si la trufa empieza a ser “gomosa” al tacto, se aconseja consumirla inmediatamente, en cuanto ha llegado al máximo grado de madurez.